La Ruleta y el Sistema Atila

13-07-2010

La Ruleta y el Sistema Atila

La ruleta es quizá el juego de casino que presenta mayor número de estrategias, mecanismos y sistemas empleados por los jugadores de todo el mundo con el ánimo de obtener los mejores resultados que representen altas sumas de dinero que compensen las apuestas y por ende arrojen utilidades cuantiosas.

No obstante, la mayoría de estos sistemas tienen como fundamento la utilización de ciertos patrones, combinaciones y repeticiones que bajo su aplicación continua se pueden visualizar los beneficios, por lo que en ocasiones algunos jugadores se quejan de la no funcionalidad del modelo en ciertas partidas concretas.

Ante ello, lo más importante es la capacidad de discernimiento del usuario para elegir el sistema que mejores proyecciones realice en relación a las probabilidades de ocurrencia, además de disponer certeramente de los elementos con los que se cuenta al interior de la ruleta.

Entre los sistemas dispuestos para ruleta se encuentra el “sistema atila” el cual estipula para su desarrollo alrededor de 6 y 9 números como componentes indispensables para su ejecución. Este establece la ubicación de los números de forma secuencial, ejecutando apuestas equivalentes para cada uno de ello.

Se tiene como regla general, que si se gana la progresión empleada (en términos de beneficios), el jugador debe retirar el dinero percibido, pero si por el contrario se pierde, entonces deberá ajustar la progresión de la siguiente manera:

1) en las primeras nueve rondas de juego, se realizan apuestas por el primer número localizado en la progresión inicial, y conforme se va avanzando en estas por ausencia de resultados se procede a la vinculación de los números en su orden de combinación; hasta obtener el resultado esperado.

Ejemplo: 1…3…5…7…9…11…12…13…15, si no se gana entonces:
1…1…1…1…1…1…1…1…1, si no se gana se procede así:
3…1…1…1…1…1…1…1…1, si no se gana se procede así:
3…3…1…1…1…1…1…1…1.

VN:F [1.9.15_1155]
  Calificación: 0.0/10 (0 Votos)

Post relacionados