Manos Duras y Manos Débiles

16-04-2010

Manos Duras y Manos Débiles

Dentro de la metodología del blackjack, existen ciertos criterios aplicadas en el desarrollo del juego con respecto a las cartas que se poseen y lo que ellas representan para los oponentes, propietarios y para la partida en sí.
Algunos de esos criterios hacen alusión a los términos mano dura / mano débil, que en última instancia no son más que el calificativo otorgado a las manos que tiene cada contendiente.

Así, mano débil es empleada para designar aquellas manos donde se encuentra dispuesto un As (que puede adquirir los valores de uno u once) lo que en última instancia, representa dos posibles resultados o totales de acuerdo al valor que tome. Por el contrario, una mano fuerte se refiere a aquellas manos donde no se encuentra un As entre las cartas, y por ende no existe la posibilidad de alcanzar varios totales, sólo uno.

También es importante hacer mención de los pares, que como su nombre lo indica, se presenta en las manos con dos cartas idénticas, y ante esta situación existe la opción de dividir las cartas, es decir; conformar con el par, dos manos que contarán cada una con el mismo monto de apuesta.

Ante estas circunstancias, vale la pena destacar varios elementos a tener en cuenta en el transcurso de la partida y que inciden directamente en las decisiones referentes a movimientos. Algunos de ellos son:

- Si se tiene mano dura: con 8 o menos, se debe seguir apostando; con 9 se dobla siempre y cuando el crupier exhiba entre 3 y 6; de lo contrario seguir apostando.
- Si se cuenta con mano débil: si se tiene adicional al As un 8 ó 9, siempre se debe plantar, si estuviese acompañada de un 2 ó 3, es recomendable doblar, claro que sólo si el crupier tiene un 5 ó 6.

VN:F [1.9.15_1155]
  Calificación: 0.0/10 (0 Votos)

Post relacionados