Me Jugué la Vida

10-12-2009

No daré su nombre puesto que igual él no quiere que se sepa, pongamos que hablo de Willy.

Podríamos decir que Willy es un bohemio, amante del juego. No le hacía asco a nada, jugó a la ruleta, póker, carreras de caballos y un largo etcétera.

Fue millonario, conducía autos de lujo, se hizo con grandes tierras y posesiones, pero al final lo perdió todo. Era un jugador compulsivo.

Consiguió ganar 250.000 dólares US en una noche en el casino y se codeó con los jugadores más grandes en aquellos tiempos. Nunca le tuvo miedo a las apuestas y si tenía que apostárselo todo en una noche, no tenía ningún problema en hacerlo.

En el póker era un jugador tremendamente agresivo, las noches que las cartas le eran medianamente propicias se convertía en un jugador infranqueable. En la ruleta, podía llegar a pasarse horas y horas, probando progresiones y demás técnicas con el fin de obtener los mayores beneficios posibles. Y, cuando había carreras de caballos, nada más en la tierra existía para él que las apuestas.

Para él, que disfruta contándonos sus hazañas, lo que quiere es que su ejemplo sirva para la gente. Piensa que debió aprender a parar y a dejarlo cuando todavía estaba tiempo y se arrepiente de ello, no ya del dinero que perdió sino de todo lo que eso arrastró como familia, amigos, etc.

Hoy, Willy trabaja en una estación de servicio y se encuentra agradecido de ello, de poder empezar de cero.

VN:F [1.9.15_1155]
  Calificación: 0.0/10 (0 Votos)

Post relacionados