En las apuestas, las surebets son apuestas seguras. Vale decir, imaginemos que tenemos un equipo que paga 10 a 1 mientras que el otro paga 1.20 a 1. El segundo es un surebet, porque es el favorito. Las apuestas seguras no son tan excitantes como las apuestas más arriesgadas, justamente porque tienen menos riesgos. Pero no todo tiene que ser como la comida sin sal en la vida. La idea es tomar algunas apuestas seguras, y otras arriesgadas, así se contrarrestan las posibles pérdidas.

Una estrategia para un partido de fútbol, por ejemplo es realizar una apuesta segura antes del entretiempo. Imaginemos que el partido va 0-1, ganando el favorito. Usted puede hacer una apuesta arriesgada, por ejemplo que va a ganar el underdog, y una apuesta segura, que el underdog no anotará ningún gol. De esta manera, usted cubre ambas posibilidades.

Si llegara a ganar el equipo que no es favorito, los dividendos de este tipo de apuestas pueden ser muy buenos, pero además usted está respaldado por la otra apuesta que hizo, de que el peor equipo no haría más goles. Si, efectivamente, usted está viendo el encuentro, y este equipo juega muy mal, hay grandes chances de que no marque otro tanto. Esta apuesta paga menos, pero es segura.

Así, cubre ambas posibilidades con grandes chances de recuperar lo invertido y hasta ganar buen dinero, puesto que la única posibilidad de que no gane, es si el equipo favorito gana, pero no conserva su arco invicto, cosa muy improbable.

Tags

imagenes deportivas