Multi-Mesas: La Práctica Hace Al Maestro

Al estar usted prácticamente familiarizado con jugar en 1 o 2 mesas a la vez, no es muy buena la decisión de añadir una docena de forma inmediata a tu sesión. Debe ir de a poco, es la forma de organizarte, así que en lugar de participar en 2 mesas la próxima vez podrías hacerlo en 3.

Pues existe el gran desacuerdo de pasar de una mesa a cinco, esta no es tan notable al pasar de cinco a ocho o nueve mesas. No debes tener miedo de abrir la mesa extra en tu próxima sesión.

En la última etapa del día, si las cosas no van bien, consigues cerrarla muy rápido de la misma manera como entraste en ella. Tomar descansos entre las sesión es demasiado importante. Y después de 2 o 3 horas, parar y para prepararte algo para comer, mirar la TV u otra cosa que aparte un rato el póker de tu mente. Leer más…


24-06-2009