Si usted tiene una mano dura, por lo general debe golpear cuando usted tiene 11 o menos.Si usted tiene 10 o 11, usted debe doblar hacia abajo (cuando sea posible) cada vez que esté por delante de la carta abierta del repartidor.

Con una mano de 9, debe doblar en contra de un 2 a un 6. Si usted tiene una mano de blackjack de entre 12 y 16, sólo se debe golpear si el crupier tiene un 7 o más, de lo contrario stand.

Si usted tiene una mano suave, de 18 años o menos, por lo general debe golpear. La única excepción es cuando se tiene una suave 16, 17 o 18 años, y el crupier del casino tiene un 6 o menos, en cuyo caso, doble hacia abajo. Si usted tiene un suave 19 o superior, de pie.

Por último, vamos a hablar de los pares. Cuando usted tiene un par, tiene que decidir si va a utilizar la estrategia regulares mencionados anteriormente o dividir el par en dos manos.

Siempre dividir un par de ases o ochos, sin importar lo que el distribuidor tiene.

Del mismo modo, nunca dividir cuatro, cinco o diez. En cualquier otro caso (22, 33, 66, 77 y 99), dividida sólo si el distribuidor está sosteniendo un 6 o menos.

Mediante el uso de esta estrategia de apuestas para el blackjack, usted no cometer errores importantes y maximizar sus ganancias en la mesa de blackjack, dentro de sus jornadas de apuestas en los casinos en línea.


Conteo de Cartas en Blackjack

Al parecer el sistema de conteo de cartas en blackjack se ha convertido en la estrategia de juego más renombrada pero difícilmente ejecutada de manera apropiada por los jugadores al interior de la partida, dada su marcada necesidad de memorizar secuencias y progresiones de cartas que permitan identificar el momento oportuno para elevar las apuestas, paso fundamental en relación con este mecanismo.

Este sistema se remonta a 1962, cuando un matemático de origen Estadounidense, Edwar Thorp empleado de la distinguida organización IBM, plantea sus avances en relación a las progresiones obtenidas en una serie de pruebas realizadas a ciertas manos distribuidas al interior de un ordenador.

Básicamente, estableció los parámetros o reglas fundamentales para que el jugador pudiese disminuir la ventaja de la casa en proporción a los parámetros preconcebidos, de manera que la diferenciación de las manos que pueden ser distribuidas a los jugadores, permitiera su adecuada estructuración y manipulación para alcanzar la victoria propuesta.

De esta manera se distingue entre manos duras, es decir; aquellas que representan cartas cuyos montos sumados generan resultados iguales o superiores a doce. También se realiza la clasificación de las manos blandas, que como su nombre lo indica, están constituidas por cartas que reportan sumatorias iguales o inferiores a diez, generalmente por la presencia del As.

Finalmente se presenta la categorización de las manos dobles que hacen referencia a la igualdad de las dos cartas iniciales. Estas modalidades de manos permiten al jugador identificar las acciones a emprender, puesto que existen movimientos esenciales según la mano que se posea, considerando de igual modo las reglas del casino en el cual se encuentre jugando.


En artículos anteriores hablábamos sobre turcos y consejos muy útiles a la hora de jugar y apostar en la Ruleta, pues bien ahora es el turno de uno de los juegos mas populares y elegidos de cartas se trata del Blackjack. Mediante una serie de consejos que les daremos podrán hacer que su juego logre mayores y mejores beneficios, estos no son difíciles de poner en práctica sino que todo lo contrario.

El Blackjack es un juego en el que las reglas pueden variar dependiendo de los Casinos y también las formas de juego, es por esta razón que antes de comenzar a apostar ya sea en un Casino tradicional o en uno online deben conocer las reglas dispuestas por cada Casino. En este juego deben tener como objetivo principal ganarle al crupier y es importante que las manos de los demás jugadores no tengan influencia en el juego.

Es importante controlar las emociones y recuerde no desquitarse con el crupier en caso de perder una mano, para jugar al Blackjack, así como otros juegos de Casinos es muy importante estar concentrados y jugar con absoluta calma.

Debes saber que las apuestas mínimas están en la mesa de juego, pero estas aumentaran de acuerdo a la cantidad de jugadores, al haber muchas personas en una misma mesa las apuestas mínimas aumentaran y si son pocos los jugadores de una mesa estas tenderán a bajar, para de esa forma atraer más jugadores a la mesa. En caso de perder frecuentemente se recomienda retirarse y cambiar de mesa de juego.

Un dato importante que deben tener en cuenta es que solo el 31 % de los naipes tiene un valor de 10, es por esto que no deben esperar que la próxima carta sea un 10.


Muchas personas pueden creer que el Blackjack no es un juego donde la suerte sea lo principal, sino que por el contrario este es un juego de pura estrategia. Un buen jugador de Blackjack puede llegar a alterar el orden del Casino mediante una buena estrategia de juego, al utilizar un propio sistema en algunas ocasiones hasta podemos tener un pequeño margen sobre la casa.

A la hora de poner un sistema en practica debemos ser sumamente cuidadosos ya que este afecta directamente en nuestro juego, para que una estrategia nos de buenos resultados es necesario seguir cada punto al pie de la letra.

Algo que los jugadores que recién comienzan a apostar en el Blackjack deben recordar es que el principal objetivo es derrotar al repartidor ya que esto es más posible que acercarse a 21, este ultimo es posible pero en cuanto oportunidades de ganar de la primer forma lo podremos lograr más rápido.

Deben recordar también que el repartidor sierpe cuenta con una pequeña ventaja sobre los jugadores, ya que estos últimos deben jugar primero, en el caso que el jugador pierda primero será el único perdedor aunque después la mano del repartidor también pierda, será el ganador de esa jugada.

En el juego del Blackjack existen algunas reglas que condicionan al repartidor, por ejemplo si este cuenta con 16 puntos en su mano, este deberá tomar otra carta, muchas veces es en este momento en el que el repartidor pierde. El Blackjack es un juego básicamente de estrategia, mediante esta podremos obtener grandes beneficios.


Este juego no es particularmente difícil. Un principiante encontrará fácil entender el modo de juego y con seguridad lo dominará en poco tiempo. Lo importante del blackjack es lo que muchas veces no sucede: saber retirarse a tiempo. Para este juego el único requisito es saber sumar.

Una de las características del juego es que el jugador compite totalmente solo contra quien reparte. A un jugador que comienza se le puede recomendar escoger bien a su repartidor ya que podría aprender mucho sobre él. No debe darle vergüenza esto ya que es algo que el propio juego permite. Lo mismo sucede con los otros jugadores sobre la mesa. El blackjack es un juego que permite este tipo de interacción.

Valores de las cartas

El valor de las cartas en el blackjack tiene una lógica particular. Conocer el valor de las mismas es bastante fácil. La única carta que vale 11 es el As, todas las cartas con imágenes b y todas las cartas con número valen según el número que indiquen. En este juego los palos no tienen ninguna importancia, ya que lo único que debe preocuparnos es intentar sumar 21 sin pasarnos jamás de este número.

Dos términos importantes que debemos conocer, blackjack o “natural” quiere decir cualquiera carta con valor de diez emparejada con un As, es decir, sumar 21. El otro término es “bust”, que se le llama a pasarse del número 21. Cuando esto sucede el jugador verá cómo sus fichas comienzan a disminuir inevitablemente.
Leer más…


Los torneos de blackjack por eliminación pueden ser bastante estresantes si no se cuenta con algunos consejos importantes. Existen algunas pautas importantes que deben tener en cuenta aquellos que se aventuren a un torneo online por eliminación.

Para comenzar una regla clave es siempre querer conseguir un 8 como carta dura, pero no menos. Esta regla no tiene excepciones. Sin embargo, por otro lado, el jugador siempre deberá querer conseguir un 17 duro o mejor. Ambas reglas deben ir de la mano y serán un parámetro por el cual darse cuenta a tiempo si está camino a ser eliminado o no. Si un jugador entiende bien lo que significan estas reglas, entonces comenzará a sentirse preocupado cuando vea que tiene una mano dura de entre 12 y 16 duros.

Efectivamente, estas no son buenas manos ya que, por un lado, no son lo suficientemente fuertes como para ganarle al repartidor (que siempre buscara tener 17) y, por otro lado, están muy cerca del bust (pasarse de 21). Siguiendo la lógica de las dos reglas anteriores, se dice que las manos que pueden terminar en 21 son aquellas que están entre 9 y 11. Estas manos tienen grandes posibilidades de “doblarse”, es decir, de que con las cartas mostradas en la mesa sumen un número muy cercano a 21.

Finalmente, podemos decir que los números siempre serán números, no intente nada que altere esta lógica, siga su estrategia estrictamente y con suerte no será eliminado. Es importante mantener la calma y saber cómo dar vuelta a un eminente resultado adverso.